Tastornos-Lesiones

El estreñimiento es un trastorno digestivo que provoca evacuaciones irregulares o dolorosas e incompletas de las heces. Suele tener un componente genético más o menos importante. Es muy frecuente que sea un componente más de los cólicos del lactante. Podemos decir que un bebé o un niño puede padecer estreñimiento cuando sus deposiciones son variables y tiene una frecuencia irregular.

En general, un bebé o niño padece estreñimiento si:

  • Sus heces empiezan a ser anormalmente duras y secas.
  • Un lactante de leche materna hace menos dos deposiciones al día. Si es de leche artificial, menos de tres deposiciones a la semana.
  • Siendo niño o adolescente, hace menos de dos o tres deposiciones a la semana.
  • Las evacuaciones son incompletas.

El estreñimiento es un trastorno que puede presentarse en su forma más aguda, y si no se resuelve a tiempo, llegar a cronificarse. Independientemente del componente genético, es esencial normalizar los movimientos peristálticos del intestino, que en estos casos son más lentos de lo normal, para ello, el trabajo con Osteopatía Infantil Visceral consigue resolver el trastorno en muchos de los casos, y en los más severos, suavizarlos y mitigarlos lo suficiente como para que no suponga un problema mayor.